bogotá

Rumberos de Theatron disparan ola de quejas por robos y otras denuncias de inseguridad

Vanesa Peralta - 19 de noviembre del 2019 4:27 pm

Todo un revuelo ha causado la denuncia hecha por la periodista Katherine Loaiza sobre un amigo suyo que estuvo en Theatron, una de las más famosas discotecas de Bogotá y que horas después llegó a su casa desorientado, con golpes, tierra, sangre y además sin sus objetos personales. El extraño episodio sucedió el pasado fin de semana.

A través de una serie de trinos Katherine Loaiza, explicó que su amigo, a quien nunca le reveló el nombre, llegó a su casa luego de tomarse unos tragos la noche anterior en la reconocida discoteca.

Vomitando sangre y completamente desorientado, el hombre se despierta a las 11 a.m. y se dirige a la Clínica San Ignacio, donde no pueden determinar qué sustancia le dieron.

Al paso de ese reclamo, se han sumado otros tuiteros que afirmaron conocer casos similares o haber sido víctimas de circunstancias parecidas en la misma discoteca.

Incluso una usuaria aseguró que su hermano y un amigo fueron metidos a un cuarto donde los golpearon minutos antes de sacarlos del lugar y nadie les respondió por la agresión.

También hay denuncias de internautas indicando abusos del personal que labora en la discoteca.

Al respecto y a través de la misma red social, Asobares le respondió a la periodista manifestando que esas afirmaciones son “temerarias” e invita al “autocuidado y autoregulación” en el consumo de bebidas embriagantes.

Ante toda la polémica, el Sistema Informativo del Canal 1 se comunicó con Edison Ramírez González, dueño de este establecimiento, quien aseguró que las afirmaciones de Loaiza fueron contrarrestadas con las cámaras de seguridad y no corresponden a lo dicho por la comunicadora.

“Este joven no llegó acompañado, se puede ver que llega solo y no compró licor como lo afirman”, indicó Ramírez.

Asimismo, aseguró que “el establecimiento no se puede responsabilizar por lo que pasa con los clientes cuando salen del lugar”.

Frente al tema de seguridad en Theatron, Edison Ramírez prefirió por el momento no pronunciarse al respecto.  

Pese a que Loaiza tuvo acceso a las cámaras de seguridad de Theatron, donde su amigo desaparece en medio de la imagen de baja calidad, nada resultó concluyente.

Lo último que tuiteó Loaiza hace referencia a no mencionar el nombre de su amigo ni publicar imágenes de él, además del miedo de que le pase algo a ella por dar a conocer esta denuncia, pues “es gente de poder y dinero”.