Luego de un recorrido por las instalaciones del Hospital San Juan de Dios se determinó que no está en condiciones de atender a personas contagiadas con coronavirus ni mucho menos para habilitar sus zonas para Unidades de Cuidados Intensivos como lo planteó Gustavo Petro.

Los 24 edificios que componen este complejo, 17 están en restauración y los siete restantes podrían ser demolidos, uno de ellos es la torre central que aunque se adecuó parcialmente en administraciones pasadas, los estudios indican que la estructura debe ser demolida.