El secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, anunció un paquete de medidas para controlar las aglomeraciones en San Victorino durante la temporada navideña.

Ante el desorden registrado este miércoles en el Madrugón, el funcionario reveló que peatonalizarán las calles 10 y 11 entre carreras 10 y 13. Además, pondrá 200 gestores del espacio público y cerrará con vallas toda la zona comercial para controlar el ingreso.

“Si con estas medidas no logramos ordenar San Victorino y controlar las aglomeraciones, nos veremos obligados a suspender el Madrugón y sería una tragedia tomar esa decisión en plena temporada navideña”, advirtió Gómez.

El próximo sábado, día de un nuevo Madrugón, será la prueba de fuego para San Victorino. Al término de la jornada se tomarán decisiones.