Durante un debate de control político en la Cámara de Representantes, el ministro de Salud, Juan Pablo Uribe, dijo que el Gobierno garantizará la prestación de salud a los afiliados de la EPS Medimás, tras la decisión que tomó el agente liquidador de revocar la venta de Cafesalud a Medimás.

El jefe de la cartera señaló, que son cerca de 4.2 millones de afilados a los que se les debe garantizar la prestación de un adecuado servicio en la salud.

Entretanto, el superintendente de Salud manifestó que se debe analizar jurídicamente qué implicaciones tiene la decisión que tomó la liquidadora y que se debe mantener la continuidad y la atención de los usuarios de la EPS.

En las próximas horas se espera que se reúnan el ministro de Salud, el superintendente de Salud y el procurador, Fernando Carrillo, para determinar cómo se va a llevar a cabo el procedimiento de garantizar la prestación de la salud.