En las últimas dos semanas se han presentado más de cinco crímenes de fleteo, hurtos a mano armada y hasta balaceras en la capital del país.  

El pasado 12 de marzo familiares sufrieron la pérdida de José Antonio Silva, quien fue asesinado por robarle su bicicleta en la localidad de Suba.

Días después en el norte de Bogotá, un hombre fue baleado frente al Carulla de la calle 116. La víctima mortal habría regresado de Estados Unidos, al parecer después de estar preso por narcotráfico.

El pasado 19 de marzo se conoció una nueva víctima de los «Rolex» en el noroccidente de la ciudad, durante el atraco a la mujer le partieron un pie por robarla. La víctima reportó pérdidas de 30 millones de pesos.

Otro de los casos que dejó temor en los ciudadanos, fue la balacera del pasado miércoles 20 de marzo en el barrio Quiroga, cuando desconocidos que se movilizaban en un vehículo dispararon en plena vía pública dejando una persona muerta y otras dos heridas.