La Secretaria de Ambiente de Bogotá anunció que el nivel de concentración contaminante de los últimos días en Bogotá ha bajado, situación que les permite levantar a partir de este viernes la Alerta Amarilla decretada desde el pasado jueves cinco de marzo en toda la capital.

Las lluvias presentadas en la Orinoquía, así como el cambio en la dirección e intensidad de los vientos, hicieron que el material particulado (PM) se disminuyera, así pues, las concentraciones de contaminantes se han reducido en un 81 % en promedio en toda la ciudad.

Por tanto, a partir de este viernes se levantan las restricciones para la industria, con las limitaciones que impone la cuarentena, pero, las restricciones impuestas para vehículos particulares se mantendran durante el tiempo que dure la cuarentena.

La administración de la alcaldesa Claudia López, anunció que se mantendrá el monitoreo y estricto seguimiento de la concentración de material particulado, pero también, seguirán analizando y elevando las alertas que sean pertinentes.