Hacia las 9:00 de la mañana, familiares de los reclusos que se encuentran en la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de Puente Aranda, llegaron para la visita habitual, la teniente encargada de la entrada ordenó a las personas que iban llegando que la comida no podía ser ingresada en las cajas de icopor sino que tenía que ser metida en bolsas plásticas.

‘’Llegamos y nos encontramos de que los golpearon, están heridos, mi hijo me llamó porque ya logre comunicarme con él y está en muy mal estado’’, indicó Erika Montoya, familiar de recluso.

El drama con el trascurrir de la mañana aumentó, los reclusos se amotinaron, rompieron los vidrios del edificio y saltaron al vacío intentando escapar, familiares denuncian que han tenido que pagar dinero para poder garantizar los derechos de sus hijos.

‘’A los 15 días de haber entrado, al sargento López se le pagaron 500.000 pesos y allá en el baño del restaurante se deja la plata y ellos van y la recogen’’, señaló Jeni Gutiérrez, familiar de interno.

El Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), tuvo que intervenir, los presos intentando evitar el ingreso de las autoridades lanzaron excremento humano.

Una fila de ambulancias ingresó a la URI para atender a los heridos. Los internos que escaparon ya fueron recapturados.

Las autoridades aseguran que es muy complicada la situación en las URI de Bogotá, e indicaron que la de Puente Aranda tiene una capacidad para 80 personas y actualmente están recluidas 191.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1