25/10/2017

Alrededor de 140 operativos de inspección y vigilancia se realizarán en establecimientos comerciales para evitar la venta y distribución de dulces en mal estado o con alteraciones en sus empaques y etiquetas que puedan llegar a generar daño en la salud de los niños y adultos que los consuman.

La subdirectora de Salud Pública de la secretaría distrital, Patricia Arce, manifestó que: “se debe verificar que los dulces estén en buen estado, que no estén pegados al empaque , que no tengan mal olor y pedirlos en sitios confiables”.

Asimismo, insiste en comprar disfraces y pelucas que sean hechos con material repelente al fuego, además recomienda no usar lentes de contacto de colores o con diseño para prevenir lesiones en los ojos.

Cristian Sandoval – CM&