La Secretaría de Ambiente de Bogotá, adelanta un operativo donde ha sorprendido en flagrancia a 50 empresas haciendo vertimiento de sustancias ilegales al río Tunjuelo, por lo que están siendo selladas.

Óscar López, subsecretario de Medio Ambiente, sostuvo que “lo primero que hay que establecer, es que como nunca antes, hay 74 empresas que ya le cumplen a Bogotá con los vertimientos al río Tunjuelo, pero también hay 50 empresas que no han adelantado sus trámites y por eso la decisión de la administración”.

Las empresas selladas deberán instalar los sistemas de tratamiento, adelantar los trámites y obtener los permisos de vertimiento que permitan garantizar que se realice un procedimiento de acuerdo a los estándares nacionales.

De continuar incurriendo con la normatividad ambiental, cada empresa puede llegar a tener multas de hasta 3600 millones de pesos.