Hoy hace 25 años se registró una de las emergencias ambientales más graves en la historia de Bogotá; el 27 de septiembre de 1997 se derrumbó una montaña de basura en el relleno Doña Juana.

Cerca de 1 millón de toneladas de desechos cayeron al río Tunjuelo generando nauseabundos olores que se expandieron rápidamente por los barrios del sur y centro de la ciudad.

Le puede interesar: Las fuertes críticas del Consejo de Estado al proyecto que propone una Corte Electoral

Más de dos décadas han pasado, desde entonces pocas cosas han cambiado, el relleno sigue operando y los vecinos aún no reciben la anhelada indemnización

La Defensoría del Pueblo, encargada de indemnizar a los afectados, hasta el momento ha desembolsado el 1.2% de los pagos.

De 174 mil personas que tiene derecho a la reparación, solo 2000 han recibido el beneficio.

Aunque a algunas personas las reconocieron como Víctimas y les autorizaron la indemnización hace años, no se han hecho los desembolsos.

Le recomendamos leer: Investigan presunto suministro de carne de caballo en raciones del PAE en La Ceja, Antioquia

La Defensoría confirmó que adelanta el proceso de verificación para los pagos y alista un paquete de resoluciones con más de 3.000 indemnizaciones.