25/09/17

La Superintendencia de Sociedades prendió las alarmas este lunes por los malos indicadores financieros que presentan las cuatro compañías que están en proceso de insolvencia y hacen parte del Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá.

De acuerdo con el superintendente Francisco Reyes Villamizar, en octubre se va a definir si los operadores Egobus y Coobus entrarán definitivamente en liquidación. «Podemos hablar de una crisis generalizada en el sistema», puntualizó.

Las demoras en la implementación del Sistema Integrado ha sido parte del problema de liquidez.

Entre 2014 y 2016 las pérdidas de estas empresas alcanzan los 559 mil millones de pesos.

Las empresas consideran y han señalado al supervisor societario que la falta de crédito en las entidades financieras también ha sido un obstáculo para la operación adecuada.

«Encontramos dificultades a la hora de revisar la información contable que no ha sido llevada de la forma más correcta», agregó.

Publicidad

La Superintendencia de Sociedades realizará el próximo 5 de octubre la primera audiencia para decidir las reclamaciones de los acreedores de Coobus.

David Romero – CM&