El secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, a través de un mensaje en su cuenta de Twitter dio a conocer el caso del presunto abuso de autoridad por parte de la jefe de Asuntos Disciplinarios de la Alcaldía de Bogotá, Matilde Nieto Contreras.

El funcionario aseguró que no tolerará esta clase de comportamiento, ordenó el inicio de una investigación, y trasladó inmediatamente el caso a la Procuraduría General de la Nación.

Frente a esto, el ente de control abrió investigación disciplinaria y suspendió provisionalmente, por tres meses a la jefe de la Oficina de Asuntos Disciplinarios de la Alcaldía Mayor de Bogotá, Matilde Nieto Contreras, por presunto abuso de autoridad, arbitrariedad y maltrato.

La Procuraduría busca determinar si la funcionaria pudo incurrir en falta disciplinaria al presuntamente referirse con palabras desobligantes e insultos hacia una contratista de la alcaldía.

Al mismo tiempo, espera establecer si existieron irregularidades en la asignación de tareas y supuesta modificación de los tiempos contemplados en el contrato de prestación de servicios.

También se ordenó la práctica de pruebas con el fin de verificar la ocurrencia de conductas presuntamente irregulares, determinar si son constitutivas de falta disciplinaria, esclarecer los motivos determinantes, las circunstancias de tiempo, modo y lugar en las que se cometieron y el posible perjuicio causado a la administración pública.

La medida cautelar de suspensión provisional se adoptó con el objetivo de evitar la continuación y reiteración de la presunta falta disciplinaria por parte de la funcionaria, teniendo en cuenta que mientras se mantenga en el ejercicio de su cargo de dirección en la dependencia, seguirá relacionándose directamente con los funcionarios y contratistas que colaboran en la oficina. La investigada podrá solicitar ser escuchada en versión libre.

Esta es la queja presentada contra la funcionaria del Distrito: