La administración de Bogotá puso en cintura a los medios comunitarios, después de que un estudio detectara que más del 70 % no cumplían con los requisitos y aún así recibían recursos públicos a través de publicidad.

Por lo menos 500 medios que se acreditaban como comunitarios recibieron millonarios recursos del Distrito a través de pauta. Solo en la administración pasada se giraron más de 4.300 millones de pesos.

“Cuando llegamos, encontramos una base de datos completamente manipulable, hay gente que no es de medios comunitarios de verdad, de medios inactivos y aún así estaban en la lista”, aseguró Antonio Hernández, director del IDPAC.

La actual administración puso la lupa sobre los medios alternativos que se venían manejando sin ningún control, el IDPAC depuró la base de datos de 500 y solo 150 quedaron activos.

La idea del Distrito es fortalecer a los que realmente hacen un trabajo con las comunidades, por eso necesitamos depurar y saber cuáles están cumpliendo ese objetivo

agregó Hernández.   

El estudio arrojó que más de 100 figuraban como inactivos y no tenían soportes de constitución legal, además, detectaron casos de medios comunitarios que imprimían un periódico cada dos meses sin un impacto claro

Los medios comunitarios activos se concentran en las localidades de Santa fe: 25, Suba: 25, Ciudad Bolívar: 24, Engativá: 22 y Kennedy: 22