Una dura situación atraviesan las personas que trabajan en bares, discotecas y restaurantes, uno de los gremios más afectados por el aislamiento obligatorio. Debido a eso piden auxilio al Gobierno Distrital puesto que señalan que no los han tenido en cuenta.

“Es verdad que somos una población vulnerable estamos totalmente abandonada, somos trabajadores de bares, restaurantes, discotecas», aseguró Luis Castro, presidente de Asotrabar.

Aseguran que también están dispuestos a trabajar en los temas logísticos de atención a la pandemia con tal de conseguir el sustento para sus familias.

«En esta asociación somos 326 personas y todos estamos desempleados esperando que el Gobierno nos ayude de forma humanitaria o como ya dije, que nos pongan a trabajar, todo no es de gratis», afirmó el presidente de Asotrabar.

Estás personas esperan una respuesta lo antes posible por parte de la Alcaldía en cuanto a las ayudas humanitarias.