A las afueras de la Central de Abastos se han presentado grandes trancones y reclamos de decenas de transportadores de alimentos afirmando que llevan varias horas a las afueras de Corabastos para poder entregar los productos y muchos alimentos ya están en riesgo.

Prácticamente todos los camiones que no pudieron ingresar a la Corabastos están a las afueras de la misma descargando los alimentos, hay que recordar que una de las medidas que adoptó el Distrito es poner en funcionando solo cuatro bodegas (13, 21,24 y la 25) al 50 % de su capacidad.

Ante el cierre total al ingreso de camiones para poder descargar productos en la Central Mayorista, los comerciantes en la calle venden los productos a supermercados, minoristas y gente en general, negocian papa, yuca, lulo, cebolla, plátano, lo importante, dicen, “es no dejar dañar los productos”.

«Ya no es la guerra del centavo, ahora será la guerra por la comida», aseguró uno de los comerciantes frente al posible cierre de la Central Mayorista.

Vea la nota completa en video