La mitad de empresas de transporte público de Bogotá a las que se les solicito información por escrito sobre las medidas de bioseguridad que implementan por la pandemia del Covid-19, no respondieron al llamado que les hizo la Secretaría Distrital de Movilidad.

«Hay empresas a las que debemos iniciarles un proceso de investigación debido a que no nos suministraron la información que les requerimos por escrito desde el día 4 de mayo. Adicionalmente, revisaremos las actas de visita de todas las empresas y haremos aperturas de investigación a aquellas que no hayan cumplido con las medidas de bioseguridad establecidas”, aseguró Carol Angie Pinzón Ruiz, subdirectora de Control e Investigaciones al Transporte Público de la Secretaría Distrital de Movilidad.

Las inspecciones presenciales  a la fecha alcanzan 72 empresas (25 de taxis, 34 del SITP Provisional y 13 de transporte público masivo) y finalizarán el 12 de junio con 121.

De acuerdo con las visitas de inspección realizadas, estos son aspectos por mejorar por parte de algunas empresas prestadoras del servicio público de transporte en sus diferentes modalidades:

  • Los controles de verificación de la desinfección y limpieza de los vehículos de transporte público individual (taxi), teniendo en cuenta que los conductores no acuden a las instalaciones de la empresa con frecuencia.
  • Falta de un mejor registro y control por parte de algunas empresas en las diferentes modalidades, respecto a la entrega de provisiones a los conductores.
  • No existe un control diario por parte de las empresas en la temperatura de los conductores de los vehículos en modalidad taxi, ya que los mismos no acuden con frecuencia a las empresas.

Como parte del balance parcial de las inspecciones, la Secretaría Distrital de Movilidad destaca como aspectos positivos:

  • Las campañas y capacitaciones por diferentes medios (grupos de Whatsapp, correos electrónicos y avisos en los vehículos), respecto al autocuidado, al aseo y la desinfección, así como al distanciamiento y prohibición de utilización de determinadas sillas.
  • Control de temperatura de los conductores cuando acuden a las empresas y al iniciar los recorridos.
  • Aceptable provisión de suministros de aseo y desinfección como tapabocas, guantes, gel y alcohol, en algunos casos con registro de la entrega de los mismos.
  • Desinfección de los vehículos con personal especializado contratado para tal fin.

Las siete acciones por la bioseguridad a cargo de las empresas son:

  • Efectuar diariamente la limpieza y la desinfección de los vehículos.
  • Verificar las buenas condiciones de ventilación de los automotores.
  • Efectuar campañas o capacitaciones referentes al autocuidado, aseo y desinfección.
  • Eliminar elementos susceptibles de contaminación en los vehículos.
  • Alertar cuando se evidencien síntomas de Covid-19 entre conductores.
  • Realizar controles de temperatura en conductores.
  • Aprovisionar a los conductores de elementos de aseo y desinfección.