El Tribunal Administrativo de Cundinamarca declaró la nulidad de una acción popular interpuesta por los residentes del edificio Altos de la Cabrera, lo que implica que pronto se reiniciaría la licitación completa del proyecto de Transmilenio por la carrera Séptima.

Según el alto tribunal, “la medida cautelar se expidió desconociendo las reglas especiales previstas en la ley 1437 de 2011, lo que configuró una nulidad”.

El fallo indica que no haber vinculado y notificado a los diseñadores del proyecto, habría “cercenado de esa forma el derecho de defensa”.

Además, señala que aunque la acción popular hace referencia a la “limitación al derecho a la apreciación del paisaje” por la construcción de dos puentes en la calle 85 con avenida Circunvalar, el juzgado dispuso suspender la licitación completa, desde la calle 32 hasta la 200, y no específicamente en el punto donde está ubicado el edificio Altos de la Cabrera”.

Así mismo, para el Tribunal de Cundinamarca, la decisión del Juez 49 desconoció varios requisitos fundamentales para poder declarar las medidas cautelares.

Entre los requisitos desconocidos. el fallo destaca:

  • Que la demanda esté razonablemente fundada en derecho.
  • Que el demandante (Altos de la Cabrera) haya presentado los documentos, informaciones, argumentos o justificaciones que permitan concluir que resultaría más grave para el interés público negar la medida cautelar que concederla.
  • Que al no otorgarse la medida se cause un perjuicio irreparable para la ciudad.

Cabe recordar, que el proyecto abarca una longitud de 20 kilómetros entre las calles 32 y 200, y beneficiarán directamente a los habitantes de las localidades de Chapinero, Santa fe y Usaquén, y a más de dos millones de ciudadanos que se movilizan por el borde oriental de la ciudad.

La licitación se reanudaría, una vez se resuelvan las inquietudes de la Procuraduría sobre el proyecto El Pedegral, ubicado en la calle 100 con carrera Séptima.