El Tribunal de Bogotá decidió otorgarle un permiso para trabajar a una mujer que fue condenada a 4 años de prisión por tráfico de drogas.

Lo particular del caso es que la mujer, que paga su sentencia en detención domiciliaria, podrá ejercer como modelo webcam, dado que para el tribunal dicha profesión está legalmente constituida.

 

 

La función a desempeñar es como modelo webcam. En vista de ello, no se estima que vaya a dedicarse a la prostitución”, señala el fallo.

En su decisión el Tribunal de Bogotá dice que el INPEC tendrá que vigilar si la mujer sale de su lugar de residencia para la compañía donde se desarrollan las actividades de modelos web.

 

 

Deberá controlarse el cumplimiento mediante un mecanismo de vigilancia electrónica”, agrega.

Para el Tribunal de Bogotá la mujer entregó la documentación que permite establecer el sitio y el rol que desarrollará la detenida.

Publicidad