En la tarde de este lunes la Policía de Bogotá y la alcaldía local de Usaquén llegaron hasta un hostal ubicado en la calle 117 con carrera 9 donde fueron sorprendidas 41 personas consumiendo licor y sustancias alucinógenas en medio de una fiesta clandestina.

Según lo dieron a conocer las autoridades, dos menores de edad estaban en el sitio, hijos de propietarios o trabajadores del lugar. 

Los residentes de la zona alertaron a la Policía de esta fiesta a través de la línea de emergencia 123.

El alcalde Local de Usaquén, Jaime Vargas Vives, señaló que los operativos diarios que se realizan en la localidad tienen la funcionalidad de mitigar el contagio, es así como seguiremos atendiendo las denuncias de la ciudadanía las 24 horas del día.

Los jóvenes que fueron capturados se trasladaron a la URI para continuar con el proceso, a su vez, el establecimiento fue sellado de manera preliminar por 10 días mientras avanza el proceso de investigación.