La marcha para conmemorar el Día de la Mujer y rechazar la violencia en su contra terminó empañada por graves hechos de vandalismo en Bogotá.

Algunos buses de TransMilenio y varios locales comerciales fueron atacados por un grupo de manifestantes. La jornada terminó con un concierto en la Plaza de Bolívar.

Lo que empezó como una movilización pacífica por la igualdad y el rechazo a la violencia, en la que participaron más de 1.000 mujeres, terminó en hechos de vandalismo contra la iglesia de San Francisco, el comercio, el sistema de TransMilenio y la Fuerza Pública fueron blanco de los ataques.

La lucha legítima de cientos de mujeres fue empañada por algunas radicales que arrasaron con todo a su paso.

Vea también: Gobierno pone tutela contra magistrada que frenó reanudación de aspersión aérea en cultivos ilícitos

La alcaldesa de Bogotá, Claudia López cuestionó la violencia a través de su cuenta en Twitter.

Las movilizaciones, que durante la tarde se tomaron la carrera Séptima terminaron en la plaza de Bolívar donde se hizo un concierto y una velatón en memoria de las mujeres que han sido asesinadas.

Publicidad