Con el puente festivo del 7 de agosto decenas de vehículos aprovechan para salir de Bogotá, a pesar de las restricciones de movilidad. Las autoridades endurecen los controles en las principales salidas de la capital.

Algunos conductores no aprenden a respetar las restricciones vehiculares en Bogotá y Cundinamarca.

En más de 300 puestos de control que instaló la Policía de Tránsito y Transporte se han sorprendido a muchos conductores tratando de evadir los controles y queriendo salir de paseo en plena pandemia.

Tenga en cuenta que, si no está dentro de las excepciones presidenciales para movilizarse, podría exponerse a una multa e inmovilización del vehículo.