El gobierno distrital señaló que la sobrepoblación de palomas en la Plaza de Bolívar está generando afecciones de salud a la ciudadanía y a ellas mismas, ya que reciben una alimentación que no es la adecuada. Los vendedores de maíz de la Plaza de Bolívar se reunieron con el alcalde Enrique Peñalosa para conocer otras alternativas de empleo que les ofrece el Distrito.

De acuerdo con un estudio adelantado por la Alcaldía, los fines de semana es cuando se incrementa la visita de turistas a la Plaza y el número de palomas puede superar las 3.400.

“Las palomas se han vuelto una plaga en la Plaza de Bolívar, el costo del mantenimiento a las edificaciones históricas; al edificio del Congreso, a la Catedral y al Palacio de Justicia, son miles de millones de pesos”, indicó Peñalosa.

El alcalde de la capital señaló que la propagación excesiva de las palomas en la Plaza de Bolívar puede generar problemas de salud por las enfermedades que tiene esa especie.

El mandatario de la ciudad aseguró que alimentar las palomas en la Plaza de Bolívar está generando sobrepoblación y que, además, las obliga a renunciar a su comportamiento natural de buscar comida por instinto.