Luego de que este lunes se conociera un nuevo robo en un bus de TransMilenio en el que resultó herido un joven, la víctima habló tras su salida del Hospital de Kennedy en Bogotá.

Jefferson Araujo, de 19 años, denunció que luego de que los delincuentes lo hirieron con arma blanca, un policía quiso grabar un video en el que el joven debía decir que el ataque no había ocurrido dentro del articulado, pero la víctima se negó.

De igual manera, Araujo explicó que es trabajador en el área de construcción y que por su lesión en el brazo derecho no podrá trabajar en los próximos días.

“Prácticamente me jodieron, porque cómo trabajo para pagar mi arriendo. Acá en Bogotá si no se camella no se come ni se vive”, indicó Jefferson.

Asimismo, añadió que cuatro vigilantes de la estación lo ayudaron a pedir una ambulancia, pero esta nunca llegó.