Una profunda fractura en la bancada verde quedó al descubierto este martes en el Concejo de Bogotá, luego que ocho de 12 concejales tomaran la decisión de aplicar la ley de bancadas para votar a favor el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

Los concejales Lucia Bastidas, Martin Rivera, Diego Cancino y Luis Carlos Leal, quienes han manifestado serias dudas sobre el proyecto, rechazaron la decisión y con cintas verdes en su tapabocas denunciaron censura en medio de la sesión de la comisión del plan.

Y es que tras la decisión de la bancada, todos los verdes estarían obligados a votar positivo el POT, de lo contrario, quedarían expuestos a sanciones disciplinarias por parte del partido.

Le puede interesar: Colombia no usa la palabra enemigos para referirse a ningún país: Duque

Es la primera vez que la bancada verde, la bancada de Gobierno, aplica esta disciplina en la votación de un proyecto, no sucedió con el plan de desarrollo, el cupo de endeudamiento, ni el plan de rescate social.

Este martes empezaba la votación de las ponencias, pero por cuenta de la rebelión de los cuatro concejales verdes y una recusación contra el concejal Diego Laserna de Alianza Verde presentada por el concejal Carlos Carrillo, se suspendió la sesión.

La discusión se calentó sobre el medio día con la llegada del secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, quien tuvo un fuerte cara a cara con los concejales verdes Bastidas, Leal, Rivera y Cancino quienes lo responsabilizaron de la decisión del partido y lo acusaron de ofrecer puestos para garantizar la aprobación del POT.

Vea también: Corte no investigará al senador Cepeda por borrar chats con Monsalve