Este fin de semana están sudando la gota gorda los árbitros que dirigirán el campeonato del segundo semestre. Algunos de ellos fueron objeto de polémicas en el campeonato pasado, entre ellos el antioqueño Wílmar Roldán.

Admitió que cometió un error en el juego de ida de la final al invalidar el gol del  Boyacá-Chicó en el último segundo del partido en Cali.  Pero asegura que su equivocación nunca fue de mala fe, y espera que no se repita

 

30 jueces centrales presentaron hoy sus pruebas físicas, los resultados no defraudaron a la comisión técnica arbitral  de la Fedefútbol.

Estos encuentros también tienen parte teórica en la que los jueces revisan las jugadas polémicas, que se dieron en el último campeonato.

Entre los examinados se encontraba Wilmar Roldan, el hombre de la polémica en el primer juego de la final entre América y Boyacá Chicó, el central paisa hablo de la jugada que gol que invalido, cuando pito el final del partido en un ataque de equipo de Tunja.

Albert Duarte el hombre que dirigió el juego definitivo del campeonato colombiano  el domingo pasado, apelo a la autocrítica.

Mañana con las pruebas de campo, en las que calificara la mecánica del cuarto arbitral terminara este encuentro en el que se determinara que árbitros dirigirán en el próximo torneo.

Publicidad