El PSG se clasificó para los octavos de final de la copa francesa luego de derrotar 2-0 al Estrasburgo, en un partido que tuvo mucho protagonismo por parte de Neymar.

El brasileño, líder indiscutible de la escuadra parisina, terminó lesionado luego de recibir múltiples patadas por parte del tunecino Moataz Zemzemi, quien no aguantó las constantes provocaciones sobre el terreno de juego.

Te puede interesar -> Inoportuno trino de Cristiano Ronaldo en medio de la búsqueda de Emiliano Sala

Sin embargo, y antes de retirarse de la cancha, Neymar no se quedó con la espinita y sacó a relucir lo mejor de su repertorio haciéndole una pirueta a su rival, que terminó impotente ante la magia del futbolista sudamericano.

«¿Las provocaciones? Es su estilo … Pero cuando quieres jugar así, no te quejes si te llevas golpes … No estamos aquí para que se divierta con nosotros«, aseguró Anthony Gonçalves, compañero del tunecino que fue víctima de los amagues de Neymar.

Publicidad
Por si no lo viste -> Doblete ‘maradoniano’ de Muriel en su regreso a la Serie A

El exjugador del Barcelona sufrió una recaída de la lesión en el quinto metatarsiano del pie derecho, el cual en su momento lo apartó de los terrenos de juego casi todo el final de la temporada pasada. Por ahora se desconoce si deberá ser nuevamente operado.