Un fiscal extraordinario de la justicia de Suiza anunció la apertura de una investigación de carácter penal en contra del presidente de la Fifa, Gianni Infantino.

La decisión se toma tras haber encontrado indicios de una conducta criminal en las reuniones informales que Infantino mantuvo con el ex fiscal general, Michael Lauber, quien durante años investigó casos de corrupción en la Fifa y quien también hace unos días renunció a su cargo a raíz de este escándalo.

Infantino y Lauber negaron en el pasado cualquier irregularidad en esos encuentros privados, sin embargo, la Fiscalía de Suiza habla de abuso de autoridad, violación del secreto oficial y además, obstaculización de la acción penal.