En medio un entrenamiento abierto al público, una aficionada del Burnley tuvo la mala suerte de recibir un ‘pelotazo’ luego de que un jugador disparara desviado de la portería.

El doloroso incidente fue captado por otro hincha que se encontraba detrás de la mujer afectada, que ni se inmutó después de recibir el golpe.