El Ajax de Ámsterdam dio por finalizada la vinculación laboral con Abdelhak Nouri (22 años), quien en 2017 fue víctima de lesiones cerebrales luego de una dolencia cardiaca en un partido amistoso.

Nouri, antigua promesa del club neerlandés, se desvaneció repentinamente en julio de 2017 en un duelo amistoso entre su equipo y el Werder Bremen alemán en Austria. El joven jugador pasó los últimos tres años en coma y despertó hace solo unos días.

El diario De Telegraaf aseguró que el Ajax tomó la decisión de finalizar el contrato con Nouri debido a que en este existe una cláusula de renovación automática en las mismas condiciones a partir del 1 de julio.

El cuadro neerlandés aún pagaba el salario del jugador todos los meses.

La situación legal entre el Ajax y la familia del jugador no ha sido la mejor, ya que en 2018 debieron acudir a la Federación para reclamar una indemnización al club para sufragar los cuidados que deberá recibir de por vida.

El club aceptó poco después la responsabilidad de asumir las necesidades del jugador y se disculpó con la familia.

Sin embargo, nuevamente la situación legal se ha complicado. Mohamed Nouri, padre del jugador, en declaraciones a Al Kass, citadas por Bladi.es, indicó que “el asunto está en manos de la justicia” y que serán los abogados de la familia quienes se encarguen de esto.

Sobre la salud de su hijo, el progenitor indicó que luego de despertarse del coma, salir del hospital y regresar a casa “su estado mejoró mucho”.