En los juegos olímpicos de invierno en Sochi, Rusia, once competidores finalizaron la prueba de velocidad de los mil 500 metros con tiempo de un tiempo de un minuto y 45 segundos. El campeón se definió por sólo tres milésimas de segundo, la felicidad fue para la delegación de Polonia y la frustración para la holandesa.

Alemania con siete medallas de oro, dos de plata y una de bronce comanda la clasificación de los Olímpicos de invierno. La mala noticia fue el accidente de la esquiadora rusa María Kommisárova, quien sufrió fractura de columna durante una jornada de entrenamiento.