La selección alemana, en su debut contra Japón en el Mundial de Qatar, posó con la mano sobre la boca, en una clara protesta contra la FIFA que ha impedido a los capitanes de los equipos llevar un brazalete en apoyo a la comunidad LGTBI+.

Tras los rumores de que el portero y capitán de Alemania, Manuel Nauer, llevaría el brazalete arcoíris, los jugadores hicieron este gesto a modo de protesta.

En contexto: Sanciones deportivas a los gestos de inclusión: FIFA desactiva los brazaletes multicolor

Cabe resaltar que previamente a la foto, el segundo asistente del cuerpo colegial acudió a comprobar el brazalete que lucía el portero del Bayern de Múnich.

La FIFA había advertido que sancionaría a los jugadores que mostraran el brazalete propuesto por la asociación “One Love” en protesta por la situación de los derechos humanos en Catar, en particular del colectivo LGTBI+.

Una decisión que le ha valido duras críticas a su presidente, Gianni Infantino, incluidas desde Alemania, Nancy Feaser, se situó en el palco de autoridades del partido, disputado en el estadio Khalifa International, con el brazalete arcoíris.

Le recomendamos leer: Cristiano Ronaldo deja al Manchester United

El presidente de la Federación Danesa de fútbol, Jesper Moller, aseguró que no votará por Infantino en las elecciones al frente de la FIFA en protesta por esa decisión.

“Estamos ante una situación extraordinaria. No solo estoy decepcionado, estoy enfadado. Vamos a pedir una clarificación jurídica tras esta serie de presiones”, señaló.