La primera carrera nocturna de la fórmula uno en Singapur terminó siendo un verdadero espectáculo. Y hubo de todo, lluvia, accidentes, grandes sobrepasos y sobre todo un inesperado ganador, el español de Renault, Fernando Alonso.

Pocos pensarían  que tras este gesto en la ronda de clasificación, Fernando Alonso podría tener alguna opción de ser el primer ganador del Gran Premio de Singapur .

Un problema mecánico lo mandó a la casilla 15, desconcertado al final de la jornada, aseguró que solo un milagro le permitiría la victoria.

 Hoy el español visitó lo más alto del podio gracis a una carrera llena de accidentes, la estrategia de su equipo y según sus propias palabras  a un milagro.

El campeón de la F1 en 2005 y 2006 fue el primero en entrar a los pits en la vuelta 12, dos giros después su compañero de equipo Nelsinho Piquet terminó en el muro  y obligó al auto de seguridad, luego llegaron los incidentes de Ferrari que mandaron a los últimos lugares a Felipe Massa y a Kimi Raikonen, además de los sancionados Niko Rorberg y Robert Kubika, lo que le permitió ganar posiciones al piloto de Renault quien esperó pacientemente para apoderarse de la punta en la vuelta 30 la que no dejó hasta el final de la carrera.

Alonso volvió a ganar en la Formula Uno después de 385 días, su última victoria ha sido en el 5 de noviembre de 2007 en el Gran Premio de Italia, en la pista de  Monza.

El segundo lugar en la noche de singapure fue para el piloto de Williams Toyota, Nico Rosberg