La preocupación de la familia del futbolista Gilmar Bolívar es evidente, sus padres y su hermana, hoy están unidos en oración por el barranquillero, jugador del Karpaty Halych equipo de la segunda división del fútbol de Ucrania, país que en este momento vive una guerra.

Tras los primeros bombardeos rusos, Gilmar se comunicó con sus padres: “Estamos bastante tensionados porque se siente bastante la tensión, pero no te preocupes que yo estoy bien, me dijo”, afirmó Gloris Martínez, madre de Gilmar.

Gilmar fue ubicado temporalmente por su equipo en Leópolis, una ciudad vecina a Halych. Había partido en mayo de 2021 a Europa buscando probarse en otro país, pues su proyecto de vida se vio truncado en Colombia por la pandemia.

Le puede interesar: Las primeras horas de la guerra: dolorosas imágenes revelan la crueldad del conflicto entre Rusia y Ucrania

“Hoy nos alteramos con esa noticia. Y sí, se maneja cierta incertidumbre, pero confiando en Dios que todo va a volver a la normalidad”, aseguró Gilmar Bolívar, papá del futbolista que está en Ucrania.

El barranquillero de 20 años publicó hoy en sus redes sociales un mensaje de tranquilidad a pesar de la pesadilla que vive.

En Ucrania, la liga de fútbol había sido suspendida hace una semana por la tensión que se vivía en esa región europea.

Vea también: Encuentran el cuerpo de niño dentro de un congelador tras una nota que la madre escribió