Los premios “The Best” de la FIFA, creados en el año 2016, fueron entregados este lunes en el histórico teatro La Scala de Milán, Italia.

La categoría más importante de esta premiación es la del mejor jugador, que para esta ocasión quedó en las manos del argentino Lionel Messi Barcelona, quien conquistó la Liga española y marcó 51 goles en 50 partidos. 

Messi venció al portugués Cristiano Ronaldo, de Juventus, y al holandés Virgil Van Dijk, del Liverpool. Según informaron agencias internacionales, Cristiano Ronaldo no asistió al evento porque está sufriendo problemas musculares.

En el fútbol femenino la vencedora fue la estadounidense Megan Rapinoe, condecorada con el «The Best» a mejor jugadora de la última temporada en la que hizo historia al conquistar el Mundial de fútbol en Francia.

Publicidad

Rapinoe se impuso ante su compatriota Alex Morgan, del Orlando, y ante la inglesa Lucy Bronze, del Olympique Lyon.

En cuanto al gol del año, se escapó de quedar en manos colombianas pues se lo llevó a casa el delantero húngaro Dániel Zsóri, quien derrotó al colombiano Juan Fernando Quintero, mediocampista del River Plate, y a Lionel Messi.

Para la FIFA, este año el once ideal está conformado por el español Sergio Ramos, el brasileño Marcelo Viera, el belga Eden Hazard y el croata Luka Modric, jugadores del Real Madrid, y el argentino Lionel Messi y el holandés Frenkie De Jong, del Barcelona, también hacen parte de este selecto grupo el meta brasileño Alisson Becker (Liverpool), los zagueros holandeses Matthijs De Ligt (Ajax) y Virgil Van Dijk (Liverpool), el portugués Cristiano Ronaldo (Juventus) y el francés Kylian Mbappé (París Saint Germain).

Diario Marca

Por otra parte, Alisson Becker fue reconocido con el premio a mejor portero en categoría masculina y la holandesa Sari Van Veenendaal, del Atlético Madrid, con el galardón en la categoría femenina.

Como mejor entrenador y mejor entrenadora, respectivamente, eligieron al alemán Jurgen Klopp que guió al Liverpool hacia la sexta Copa de Europa de su historia, y a la anglo-estadounidense Jill Ellis, única entrenadora de la historia del fútbol capaz de ganar dos mundiales.

El «The Best» al Juego Limpio fue para el argentino Marcelo Bielsa, técnico del Leeds, por conceder un gol al Aston Villa después de que su equipo se adelantara con un jugador contrario lesionado en el suelo.

Finalmente, la premiación dejó ver el lado más humano y reconoció a la mujer que se hizo famosa por el acto de amor por su hijo ciego, se trata de la brasileña Silvia Grecco, quien obtuvo el galardón a la mejor aficionada por contar cada semana los partidos del Palmeiras a Nickollas, joven en condición de discapacidad.