El encuentro amistoso,  previsto para el sábado, fue cancelado tras las protestas palestinas por haberse elegido la sede de este en Jerusalén.

El canciller argentino, Jorge Faurie, dijo textualmente: «Hasta donde sé los jugadores de la selección no estarían con voluntad de jugar el partido», en declaraciones a periodistas en Washington, donde asiste a la asamblea anual de la OEA.

Te recomendamos: El polémico mensaje publicado por la esposa de Edwin Cardona

«¡(Lionel) Messi no vayas!», le gritaron al capitán argentino los manifestantes, unos 30 que se congregaron el martes en un sector externo del centro de adiestramientos Joan Gamper en Barcelona, ciudad en la que Argentina está concentrada.

Las páginas web de los principales diarios señalaron que el plantel teme por su seguridad, luego de haber visto durante la práctica a activistas que levantaron camisetas albicelestes manchadas de sangre. «También habría incidido mucho una campaña que se ha viralizado en los medios de amenazas a los jugadores, de camisetas con sangre, algunas amenazas a familiares», subrayó el canciller.

Publicidad

El presidente de la Federación Palestina de Fútbol, Jibril Rajoub, pidió el domingo a Messi que no participe en el partido amistoso en el estadio Teddy. Y llamó a «quemar» sus camisetas si juega.

FOTO:HAZEM BADER / AFP

Rajoub envió una carta el domingo al representante de Argentina en Ramala, en Cisjordania, dirigida al gobierno argentino y a la federación de fútbol. «Messi es un símbolo de paz y de amor», indicó a los periodistas el presidente de la federación de fútbol palestina.

Con información de AFP