Con un juicio contra Manuel Burga, expresidente de la Federación Peruana de Fútbol; José María Marín, exjefe de la Confederación Brasilera de Fútbol; y Juan Ángel Napout, expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Conmebol, se dio inicio al proceso que lidera la justicia  de los Estados Unidos para empezar a dictar sentencias contra tres de los más poderosos exdirigentes del fútbol sudamericano acusados de corrupción, concierto para delinquir, fraude bancario, lavado de dinero, entre otros delitos, que fueron destapados hace más de dos años en el denominado FIFA Gate.

Concretamente, un tribunal de Brooklyn, Nueva York, señala que los acusados aceptaron sobornos para otorgar contratos de televisión y marketing de torneos como la Copa América Centenario, partidos de las Eliminatorias Sudamericanas, entre otros, y de ser encontrados culpables, podrían pagar un mínimo de 20 años de cárcel.

Un total de 24 personas vinculadas a dicho proceso ya se han declarado culpables, y entre ellas aparece el nombre del expresidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, cuya sentencia será leída el próximo 5 de enero.

Juan Pablo Gutiérrez de Piñeres – CM&