El equipo de José Pékerman llegó a Bogotá en compañía de 21 de los 23 jugadores que hicieron parte del Mundial de Rusia 2018 en donde fueron eliminados en octavos de final.

Una ruidosa caravana acompañó a los jugadores y el cuerpo técnico hasta el estadio El Campín de Bogotá, donde la multitud llenó las gradas.

Desde que bajó del avión, Pékerman eludió preguntas sobre su eventual renovación después de seis años y medio en el banquillo cafetero. Bajo su guía, Colombia llegó a cuartos en Brasil y pasó a la segunda ronda en Rusia.

Pékerman, el estratega que por más tiempo ha dirigido al conjunto colombiano, prefirió responder a las preguntas de la prensa sobre el áspero partido que dejó por fuera a Colombia en la tanda de penales ante los ingleses el martes.

«Nos tenían un poco de temor (…) creo que el equipo dejó una buena imagen y demostró que Colombia es competitiva», afirmó.

Ya en tarima, el capitán y artillero de la selección Radamel Falcao García se mostró sorprendido por la acogida. «Este recibimiento supera todas las expectativas que teníamos, no pudimos ir más lejos en el Mundial, tuvimos mucha ilusión, pero este grupo de jugadores ha dejado hasta la última gota de sudor», declaró el delantero de 32 años.

Publicidad

«Volveremos más fuertes», se emocionó Falcao entre aplausos y vivas.

Con información de AFP