Antes del histórico triunfo, Rigoberto había celebrado por última vez en el Grand Prix de Quebec, en Canadá, en 2015 cuando se despidió del equipo Etixx.