Para Colombia la Copa América Centenario concluyó con un honroso tercer puesto que no conseguíamos desde 1995, pero también con algunas dudas por el rendimiento de varios jugadores, especialmente los que son llamados a consolidar un cambio generacional pensando en lo que resta de las eliminatorias al mundial de Rusia.