Este miércoles la organización de los Juegos Centroamericanos y del Caribe recibió la visita de Clara Luz Roldán, directora de Coldeportes y de Baltazar Medina, presidente del Comité Olímpico Colombiano, para realizar un recorrido de supervisión de las obras que acogerán las justas deportivas de este 2018.

El recorrido inició con la visita a la cuna del fútbol profesional colombiano, el mítico Estadio Moderno, donde cuenta la historia que en 1922 se jugó el primer partido de fútbol, de manera organizada. Para los XXIII Juegos Centroamericanos, este escenario contará con césped sintético y allí se jugará fútbol femenino y rugby. Actualmente este escenario se encuentra en el 62% de ejecución.

El segundo fue el Coliseo Humberto Perea, que conmemora con su nombre al exatleta barranquillero, campeón de 4×100, salto largo y salto triple. Durante el recorrido se observó el avance que presenta esta obra, donde se adelantan trabajos en la instalación de la cubierta.

El coliseo cumple con el cronograma de ejecución y actualmente se encuentra en el 64%. Los miembros del Comité Organizador de los Juegos también visitaron el Complejo Acuático. Allí se adelantan trabajos en la piscina olímpica, piscina de clavados y las graderías, con doble jornada laboral para cumplir con los tiempos programados. Este escenario, a la fecha, está en el 40% de ejecución.

El histórico Romelio Martínez le volvió abrir las puertas a Coldeportes, con evidentes avances de obra, 80% de ejecución, tiene programada su inauguración el próximo 28 de abril, con un partido entre estrellas colombianas versus estrellas internacionales.

La visita finalizó en las obras ubicadas en la zona norte de la capital del Atlántico, Patinódromo, ejecutado al 35,05%; Racquetbol, 30,40% y el estadio de sóftbol en un 21%.

El próximo 5 de abril se realizará un nuevo Comité Organizador de los Juegos Centroamericanos y del Caribe.