El mundo del fútbol se estremeció con la posibilidad de que Lionel Messi abandone el Barcelona, equipo en el que consiguió sus mayores logros como futbolista.

Luego de la petición del argentino a través de un supuesto burofax, medios de comunicación habrían filtrado la respuesta del equipo catalán a su máxima estrella.

Inicialmente, Messi habría señalado que puede rescindir unilateralmente su contrato por una cláusula que le permitiría irse de Barcelona al finalizar cada temporada.

Sin embargo, fuentes del club azulgrana le habrían explicado a medios españoles, como la Cadena Ser, que el futbolista no puede terminar su vínculo amparándose en ese argumento.

Para la institución deportiva eso no tendría «sustento legal» porque aquella cláusula caducó el pasado 10 de junio y, por lo tanto, tendrían que pagar 700 millones de euros para llevarse a Messi a otro equipo.

Publicidad

Las diferencias entre el capitán del Barcelona y su dirigencia podrían provocar un pleito legal, aunque en el club quisieran que continúe y lidere el proyecto del nuevo entrenador, Ronald Koeman.