El curioso hecho se presentó cuando un pequeño felino ingresó a la cancha del estadio del Besiktas en pleno partido de la Champions League.

Te recomendamos: James Rodríguez regresó en la victoria del Bayern Múnich en Champions

Es habitual que, alguno que otro perro, ingrese a un campo de juego cuando se lleva a cabo un encuentro, pero que un gato lo haga y en ‘Liga de Campeones’, es un hecho que no pasó desapercibido ni para las personas del Bayern Múnich quiénes bromearon con el gato, asegurando que solo quería un autógrafo de James Rodríguez:

El partido, que finalizó 3 -1 para el club visitante, tuvo que ser detenido por la presencia del gato que se robó la atención en Champions League.