El exatleta jamaiquino Usain Bolt, velocista mundial de 100 y 200 metros, jugará un partido benéfico el próximo 10 de junio, al frente de una selección mundial y contra un equipo inglés que capitaneará el cantante Robbie Williams.

Usain Bolt, que abandonó el atletismo tras los Mundiales de Londres del pasado año, desveló esta mañana la incógnita que había abierto en las redes sociales, cuando aseguró que había fichado por un equipo de fútbol, lo que provocó que se disparasen los rumores tras completar algunos entrenamientos junto al Manchester United y el Borussia Dortmund.

Incluso, se especuló con la posibilidad de que fichase por el Mamelodi Sundowns sudafricano, que también publicó a través de su cuenta en twitter un mensaje en el que, remitiendo al anuncio de este martes, aseguraba: «el fútbol ya no será lo mismo».

El jamaiquino aseguró sentirse «emocionado» por encabezar el equipo Soccer Aid World XI, que se enfrentará al England Aid de Robbie Williams y juntará a famosos con exfutbolistas, el 10 de junio en el estadio del Manchester United y cuya recaudación se destinará al Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).