El boxeo, el ciclismo -tanto de ruta como BMX- y el atletismo concentran la esperanza de medallas de la delegación colombiana en los Juegos Olímpicos de Tokio, a donde acude con 70 deportistas para mejorar el papel realizado en Londres 2012 y Río 2016, cuando ganó nueve y ocho medallas, respectivamente.

Las principales expectativas del país están en los medallistas olímpicos de hace cinco años y entre los que se encuentran la bicampeona olímpica de BMX Mariana Pajón; la atleta Caterine Ibargüen, oro en el triple salto, y en los boxeadores Yuberjen Martínez e Ingrit Valencia, plata y bronce en sus categorías en las Olimpiadas anteriores.

A esa lista se suman revelaciones que tomaron impulso durante el alargado ciclo olímpico de Tokio, como es el caso del atleta Anthony Zambrano, plata en los 400 metros planos del Campeonato Mundial de Atletismo de Doha en 2019, y los tenistas Robert Farah y Juan Sebastián Cabal, campeones de dobles de Wimbledon y el Abierto de EE. UU. en 2019.

 

Le puede interesar: Arrancan atípicos Juegos Olímpicos en Tokio con una ceremonia sin público

Para estos juegos, el número de colombianos que participan es la mitad de los que tuvo el país hace cinco años, algo que se explica, principalmente, en que no hay ningún equipo que dispute deportes de conjunto en Tokio, mientras que en Río 2016 hubo conjuntos de fútbol masculino y femenino.

En total serán 47 hombres y 23 mujeres que participarán en 16 disciplinas: arquería, atletismo, boxeo, ciclismo, ecuestre, esgrima, gimnasia, golf, judo, natación, lucha, levantamiento de pesas, skateboarding, taekwondo, tenis y tiro deportivo.