Por fin Brasil pudo ganar la medalla de oro en el fútbol de los Juegos Olímpicos. Luego de empatar a un gol, con Alemania, en 120 minutos de juego, en la definición desde el punto penal los locales pudieron festejar.

Neymar –que no disputó la Copa América- fue el encargado de anotar el cobro de la victoria… Con este título, los auriverdes por fin terminaron con una larga espera en la que habían tenido que conformarse con dos medallas de bronce y tres de plata.