La familia del alemán Michael Schumacher entregó a la policía de Grenoble, en Francia, una cámara de video que portaba el piloto en el momento del accidente.

La familia del corredor más grande de la Fórmula Uno, Michael Schumacher, entregó voluntariamente a la Policía en Francia una cámara Go Pro que llevaba en su casco el día del accidente y sería una prueba, si estaba prendida, para encontrar la real causa del percance que lo tiene en coma desde hace seis días.

schumacher sigue recluido en el Hospital de Grenoble, en Francia, donde el pasado domingo 29 de diciembre, sufrió un golpe en la cabeza con una piedra, cuando estaba esquiando en la estación de Méribel, en los Alpes franceses.

El piloto de 45 años sigue en coma inducido después de una segunda intervención para reabsorberle uno de los hematomas que están en el cerebro.

Por ahora siguen llegando mensajes de aliento por la pronta recuperación del siete veces campeón de la Fórmula Uno.