Chelsea sorprendió en la final de Champions League al teórico favorito, el Manchester City al que venció por 1-0, este sábado en Oporto.

El alemán Kai Havertz adelantó al Chelsea en la recta final de la primera parte (minuto 42) y en la segunda, con el City con muchos problemas para generar peligro, el marcador ya no se movió.

Podría gustarle: El italiano Damiano Caruso gana la penúltima etapa del Giro y Egan continúa líder

El Chelsea repitió la historia de 2012, cuando había logrado triunfar en el máximo torneo europeo también llegando con el cartel de víctima a la final, imponiéndose entonces al Bayern en Múnich.

Para el Manchester City, esta derrota empaña una temporada en la que había ganado la Premier League y la Copa de la Liga inglesa. En la Copa de Inglaterra había sido eliminado en semifinales, precisamente por el Chelsea, que se confirmó como su pesadilla de este curso.

Conozca más: Investigan muerte de varias personas en violenta jornada de protesta en Cali

Era la primera vez que llegaba a la final de la Champions, el torneo que obsesiona a sus propietarios emiratíes desde su llegada en 2008, pero tendrá que seguir esperando. 

También tendrá que digerir la decepción su entrenador Josep Guardiola, llegado al City en 2016 con la misión de ganar la Champions, una competición que ya conquistó como técnico del Barcelona en dos ocasiones (2009, 2011) pero donde no ha logrado triunfar en la última década.

Lea además: Israel permitirá la entrada de ayuda en Gaza mientras negocia la tregua

El Chelsea, cuarto de la última Premier League, se olvida así de la final de la Copa de Inglaterra que perdió este mes ante el Leicester y sucede en el palmarés al Bayern Múnich, eliminado este curso en cuartos de final por el París Saint-Germain.

Por otro lado, el Chelsea se enfrentará contra el Villarreal español, ganador de la Liga Europa, por la Supercopa 2021 que se disputará en principio, el 11 de agosto en el estadio Windsor Park de Belfast (ubicado en Irlanda del norte), aunque la sede debe ser ratificada definitivamente por la UEFA,