En el Atanasio Girardot no hubo fútbol pero sí espectáculo de motos, donde el norteamericano Chuck Carothers se llevó los aplausos de más de diez mil aficionados que disfrutaron del festival de estilo libre