La atleta colombiana registró una marca de 14,32 metros en su segundo intento para asegurar una plaza en la final de la especialidad en el Mundial de Doha.

Ibargüen logró con tranquilidad en su segunda pasada superar la marca mínima de clasificación (14,30 metros), por lo que no tuvo que volver a saltar al haber asegurado su cupo. Lo mismo ocurrió con la venezolana Yulimar Rojas que registró 14,31 metros en sus primeros intentos.

Lee también: Hincha del América entró al estadio un cuchillo de carnicero e intentó agredir a otras personas en la tribuna

Las dos atletas sudamericanas, favoritas al título en Doha, finalizaron en el segundo y cuarto lugar de la fase previa, respectivamente. La mayor distancia del día fue para la jamaiquina Shanieka Ricketts (14,42 metros).

Caterine Ibargüen, quien fue campeona mundial dos veces (2013 y 2015) no ha acumulado muchas competencias desde que volvió de su lesión en agosto por lo que se especulaba con su presencia en Doha, ya que en la única prueba que compitió (salto alto en Bruselas en septiembre), tuvo un discreto octavo lugar.

“Psicológicamente estoy al 100%, creo que mejor en este aspecto que desde lo físico, pero cuando salgo a la pista lo hago a guerrear y dar lo mejor”, le dijo la atleta colombiana a la agencia AFP una vez finalizada la prueba.

La final de salto triple será el próximo sábado 5 de octubre a las 12:15 p.m.