La atleta colombiana Caterine Ibargüen sigue consolidándose como una de las más importantes del mundo. Esta vez en Oslo, Noruega, logró una marca de 14,79 en el salto triple, considerado el mejor registro del año, obteniendo el título de la quinta parada de la Liga de Diamante. 

A Ibargüen en el pódium la siguieron la norteamericana Keturah Orji, con una marca de 14,53 y en el tercer puesto Shanieka Ricketts, de origen jamaiquino, con 14,41.

El registro de la nacional adquiere más importancia porque el de Oslo fue el primer concurso de nivel en el participó esta temporada la colombiana, ya que tanto en Doha como en Roma compitió en longitud.

Publicidad

En este nuevo logro de la colombiana sacó a relucir todo su talento con un espectacular quinto intento, en el que alcanzó los 14,79 metros, lo que le permitió alzarse con el triunfo.